jueves, 29 de octubre de 2015

[Killing King Abacus] Más allá de la estructura de síntesis

CONTRA LA ORGANIZACIÓN ANARQUISTA DE SÍNTESIS PROPONEMOS LA ORGANIZACIÓN INFORMAL ANARQUISTA, BASADA EN LA LUCHA Y LOS ANÁLISIS QUE EMERGEN DE ELLA.
Lxs anarquistas de todas las tendencias rechazamos cualquier modelo organizativo jerárquico y autoritario. Rechazamos a los partidos y las estructuras verticales que imponen directorios de antemano de una manera más o menos obvia… Cuando postulamos la Revolución Libertaria como única solución social posible al mundo actual, lxs anarquistas consideramos que los medios usados en causar esta transformación condicionarán los extremos alcanzados. Y esto significa que las organizaciones autoritarias no pueden ser instrumentos que nos conduzcan a la liberación.
LOS PELIGROS DE LA ESTRUCTURA DE SÍNTESIS PARA LA LUCHA ANARQUISTA.
Lo dicho anteriormente no sólo basta con decirlo con palabras, es también necesario ponerlo en la práctica. En nuestra opinión, la articulación mediante una estructura de síntesis presenta no pocos peligros. Cuando este tipo de organización se convierte en una fuerza potente y hegemónica, como fue la CNT en los años 30, comienza a parecerse peligrosamente a un partido político. La síntesis se transforma en control. Aunque esto sucedió durante un periodo demasiado breve y apenas visible, así que este análisis lo dejaremos para que no se nos acuse de blasfemia o demagogia…
La estructura de síntesis se basa en grupos o individuos que están en contacto de forma más o menos constante entre ellxs, y tienen un momento clave en esos contactos durante los denominados CONGRESOS PERIÓDICOS. En estos congresos se discuten los análisis básicos, se elabora un programa y se dividen tareas para cubrir diferentes parámetros de intervención social. Es una organización de síntesis puesto que se instala como punto de referencia capaz de sintetizar las luchas que ocurren dentro del choque entre clases. Los diferentes grupos o individuos intervienen en las luchas, dan su contribución, pero no pierden de vista la orientación teórico-práctica que la organización en su totalidad decidió durante su último congreso.
Sin embargo, en nuestra opinión, una organización estructurada de este modo corre el riesgo de estar detrás en lo que se refiere al nivel eficaz de la lucha, pues su objetivo principal es la de llevar la lucha dentro de su proyecto de síntesis y no empujarla hacia su proyección insurreccional. Uno de sus objetivos principales para su proyecto es la búsqueda en estas luchas de personas o grupos para su crecimiento numérico organizativo. Por lo que tiende a dibujar una estrategia reformista y hasta cierto punto moderada para captar grupos o individualidades, a la par que intenta frenar todo aquello que intente desmarcarse de su proyecto.
Esto no significa que todxs aquellxs que formen parte de una organización de síntesis actúen de esta manera: los miembros son a menudo bastante autónomxs en su elección de ofertas y objetivos más eficaces en una determinada lucha. Es lo intrínseco del mecanismo interno de funcionamiento de la organización de síntesis lo que conduce a tomar decisiones inadecuadas a la situación, ya que al buscar el crecimiento cuantitativo, a veces a cualquier precio y a toda costa, se tiende a tomar una posición poco clara y poco definida en muchos temas, ya que busca, de alguna manera, tomar una posición que satisfazca los gustos de la mayoría y que descontente a poca gente, para de esa forma hacer su mensaje “digerible” para la Sociedad. Labor que, por otro lado, casi nunca suelen lograr y que suele dejar a la mayoría insatisfecha, todo lo contrario que en la teoría se busca…
EL MIEDO A LO DESCONOCIDO ES EL PRINCIPAL FACTOR QUE NOS EMPUJA HACIA EL ESQUEMA ORGANIZACIONAL FORMALISTA (ORG. DE SÍNTESIS)
La reacciones que se vierten al hacer críticas tales como esta son dictadas a menudo por el miedo y determinados prejuicios. El miedo a lo desconocido es el principal factor que nos empuja hacia el esquema organizacional formalista entre compañerxs. Este esquema nos protege de la búsqueda de soluciones en el riesgo de encontrarse en situaciones y experiencias desconocidas. Esto es absolutamente obvio entre diferentes compañerxs que ven la necesidad imperiosa de tener una organización formal que obedezca a requisitos tales como la constancia, la estabilidad y el trabajo programado por adelantado. En realidad estos elementos nos sirven más como una necesidad de la certeza que como una necesidad revolucionaria.
Por el contrario, pensamos que en la organización informal, sin esquemas de síntesis, se pueden establecer los puntos de partida válidos para salir de esta incertidumbre.
La diversidad organizativa informal creemos que es capaz de convertirse –al contrario que las estructuras de síntesis y formales- en verdaderas relaciones concretas y productivas ya que se basan en la afinidad y el conocimiento recíproco. Por otra parte, el momento donde se alcanza el verdadero potencial es cuando se participa en situaciones concretas de lucha, no cuando se elaboran plataformas teóricas o prácticas, estatutos u otras reglas sociales.
LA ORGANIZACIÓN INFORMAL NO SE CONSTRUYE EN BASE A UN PROGRAMA FIJADO EN UN CONGRESO.
La organización informal no se construye en base a un programa fijado en un congreso, el proyecto es observado por lxs compañerxs y por ellxs mismxs en el transcurso de la lucha y durante el desarrollo de la misma. No hay ningún instrumento privilegiado o vanguardista en la elaboración teórico-práctica, ni hay los problemas inherentes a la articulación de síntesis.
El objetivo básico es el de intervenir en la lucha con un objetivo insurreccional y revolucionario.
Sin embargo aún hay grandes limitaciones dentro de la informalidad, pero creemos que es una forma de organizarse aún válida y abierta a exploraciones teórico-prácticas…
Extraído de “Killing King Abacus”, basándonos en el texto del mismo nombre (en inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario